Zonas

Zonas:  Cartago

¿Por qué tanta lluvia en las zonas altas de Cartago y las estribaciones al sur del Volcán Turrialba?

En Centroamérica un Evento El Niño tiene repercusiones diferentes según la época del año en que éste se desarrolle.  En el caso actual - invierno del Hemisferio Norte -  el calentamiento en el Pacífico ecuatorial influye notoriamente en el comportamiento del Vórtice Circumpola

Figura 2.  Corriente en Chorro Polar  y corriente en Chorro Subtropical durante el invierno del Hemisferio Norte con evento El Niño.  Fuente NWS-NCEP, USA

 

imageLa velocidad del viento en los bordes del Vórtice Polar varía en función del gradiente térmico, se han registrado vientos superiores a los 400 kilómetros por hora formando corrientes que suelen tener una forma serpenteante conocidas como las corrientes en Chorro ó Jet Stream (Figura 1.). La corriente en chorro es normalmente continua a lo largo de grandes distancias, pero es común que existan discontinuidades.  El recorrido de estas corrientes es quien dirige los sistemas ciclónicos de tormentas en los niveles bajos de la atmósfera, por eso el conocimiento de ese recorrido es una parte importante de la previsión meteorológica.

El desarrollo de El Niño  durante la estación invernal del Hemisferio Norte, produce un fuerte ascenso de aire caliente ecuatorial que fortalece la corriente en Chorro Subtropical como se muestra en la Figura 2, este ha sido el escenario que se ha mantenido desde el mes de diciembre del 2014, enero y febrero del 2015.  Esta fuerte corriente en chorro subtropical desplaza las tormentas y ciclones sobre Estados Unidos hacia la costa este empujando los frentes fríos en esas direcciones mientras el Vórtice Polar se mantiene reforzado en su fase positiva. Los empujes de masas de aire extremadamente frías desde Polo hacia esos territorios son consecuencia de esta circulación. 

El resultado en los trópicos americanos son corrientes de vientos del este y noreste en los niveles bajos de la atmósfera (viento alisio) que proceden de la periferia sur del anticiclón semipermanente de las Azores, el cual por la misma situación se desplaza más al norte de su posición normal (Figura 3.).